Meseta de Somuncura

Mapa recorrido del viaje

Chivo al asador - Campo Laguna Del Avestruz

Vista panorámica - Valle del Salado

Araña

Vista panorámica - Valle del Salado

Lee la 1ra. parte de esta nota

Nota y fotos: Cristian Savor cristiansavor@gmail.com

26/01/2008 Ese día me levante temprano con la idea de llegar a Pozo Salado, pero al notar que llovió toda la mañana, pude partir recién pasado el mediodía, aproximadamente a las 13 hs. paró la lluvia y comenzó a despejarse, por lo que sin dudarlo partí y a media tarde ya terminaba de recorrer lo que tenia de asfalto para acceder al ripio. Pasaron algunos kilómetros de mucho calor y mucha tierra hasta que llegue a un puesto de pescadores artesanales donde me quede a resguardarme unas horas del sol y compartir una charla. Aproximadamente a las 18 hs decidí partir, pero por recomendación de algunos pescadores cambiaria mi recorrido ya que en esa parte el recorrido de ripio no es muy lindo para transitar, ya que se aleja mucho del mar. La recomendación fue que transitara por debajo del acantilado, como hacía poco había sido la pleamar, tenia tiempo suficiente para llegar a Pozo Salado, además supuestamente la playa era completamente de arena y podría pedalear todo el recorrido. Al iniciar el recorrido todo iba bien, un tanto pesado para transitar, pero avanzaba sin inconvenientes, luego de unos kilómetros pase por el punto que los pescadores llaman El Tamarisco, (se trata de unos tamariscos que se encuentran en la playa y muchos pescadores usan como resguardo), pero al transitar unos 15 km. el clima comenzó a cambiar y las nubes indicaban que en poco tiempo una gran tormenta llegaría, por lo que debía buscar un lugar para resguardarme (y para nada quería volver atrás, por lo que decidí seguir avanzando), una tarea no muy simple, ya que habían varios factores en mi contra, la tormenta, el mar embravecido, la pleamar que llega hasta el acantilado que en muchas zonas el mismo supera los 70 mts de altura y son imposibles de subir (menos con una bicicleta cargada al hombro). Transitados 5 Km. más, el acantilado bajaba de altura y se presentaban algunos medanos donde pude subir y resguardarme en el reparo de otro tamarisco. Una vez en el lugar busque algunos restos de madera, jarilla y prendí un fuego para calentarme un poco. La noche no fue para nada placentera, toda la situación la había pasado a la intemperie, ya que a esta altura del recorrido carecía de carpa. Lo que me tranquilizaba era saber que la pleamar seria aproximadamente a las 5 de la mañana por lo que si partía a las 8 podría transitar por la playa restando este peligro y dándome lugar a completar lo que me quedaba hasta Pozo Salado.


27/01/2008 Al otro día cargué el poco equipo que tenia fuera de las alforjas y decidí continuar camino para finalizar esta etapa y en lo posible tener tiempo ante cualquier situación inesperada. Seguí camino y note que el recorrido se llenaba de piedras y complicaba mucho el transito (el piso era totalmente de piedra, con muchos pozos y agua, a esto se sumaban grandes piedras de 40 cm. a 60 cm. de diámetro, un terreno muy resbaladizo y muy lento para transitar empujando la bicicleta), en los únicos lugares que casi no había piedra era pegado al acantilado o en cercanías del mar, ya que los 50 metros en el medio estaban completamente cubiertos. Por lo que decidí transitar pegado al acantilado, por momentos patinaba sobre sectores de piedra un tanto clara, la cual presentaba sobre su superficie una especie de baba, y para estabilizarme usaba los frenos de mi bicicleta, ya que parecía tener mejor agarre que mi calzado. En un momento llego lo inevitable, una caída y un posterior corte en la rodilla por caer sobre piedras, luego de dicho accidente decidí transitar con mas precaución, ya que si me pasaba algo me encontraba solo y totalmente aislado (no hay señal de celulares en la zona y tampoco transita nadie por allí, ya que posteriormente me enteraría que no esta permitido).


Cena (arroz - sardinas y saborizante)

Arroyo del Salado - Valle del Salado

Meseta de Somuncurá - 2 alpatacos en la cubierta delantera

Destacamento policial Chipauquil - Naciente arroyo Chipauquil

Chipauquil

Escuela Hogar Chipauquil - Valle de Chipauquil

Salida desde Valcheta en la madrugada

Salida desde Valcheta en la madrugada

Aguada Cecilio

Transitando lento y con la vista baja observando donde pisaba a cada paso, repentinamente escuche un sonido que me asusto y levante la vista, al notar que a unos 20 metros se acercaba rápidamente y en una actitud no muy amigable un lobo marino macho (Según leí luego en informes, pesan aproximadamente 300 kg.). Resulta ser que cuidan el harén de hembras y sin notarlo yo me había acercado demasiado (mirando rápidamente no se observa con gran facilidad entre tanta piedra donde hay lobos, y menos cansado y compenetrado en el camino, el color de los mismos los camufla muy bien). En ese momento y sin saber como, alce mi bicicleta y salí corriendo sobre las piedras y a una distancia prudente trate de tranquilizarme y decidí sacar unas fotos. Posteriormente comencé a notar que me encontraba en una zona donde habían asentamientos de lobos marinos (por la falta de carteles indicadores no pude preverlo). Mi camino a partir de aquí seria caminar 16 km. sobre la piedra, alzando la bicicleta cargada en cada paso, ya que los lobos marinos con sus harenes se encontraban sobre la arena en cercanía del acantilado, y sobre la playa se encontraban los lobos solitarios. Pasaron algunas horas hasta que pude llegar a la ultima punta donde se encuentra Pozo Salado (ya que en mi transitar pude notar que la extensión se componía de aproximadamente 6 bahías y en cada punta se presenta el primer punto donde el mar comienza a encerrar cuando se aproxima el horario de cada pleamar). Al llegar estaba totalmente exhausto, por lo que me quedaría a disfrutar de la zona por ese día y el siguiente en compañía de la familia que esta en la proveeduría, la cual había conocido en un viaje anterior.


28/01/2008 Este sería mi último día en Pozo Salado. en la mañana fuimos a pulpear y a caminar por la playa, el día se presentaba mas fresco que en días anteriores. Aproveche la tarde para descansar y poner en condiciones mi bicicleta ya que la falta de lubricación, la arena y el agua salada hacían notar que todo no andaba como debía. Aproximadamente a las 19 hs y con mucho viento en contra partí para hacer noche en Bahía Creek distante unos 36 Km., el fuerte viento hizo que transitara en los cambios mas livianos, a medio camino observe Caleta de los loros y note el movimiento de algunos medanos de la zona, a las 22 hs y total oscuridad llegue a la larga y leve subida que me conducía a Bahía Creek, note rápidamente que en todo su recorrido el médano tapaba el ripio (en esta zona, sobre la mano izquierda se presenta una gran extensión de medanos y sobre la derecha se encuentran las playas y el mar , por lo visto en su momento el camino fue hecho separando ambos y solo es cuestión de tiempo y algo de viento para que el camino quede totalmente tapado). Muy tarde era ya para comprar alguna bebida fría y algo de comer (por lo menos algo distinto a lo que llevaba en las alforjas), pero consulte a un muchacho por las dudas, resulto ser el hijo del encargado, el cual me contacto con su padre y posteriormente me presentaron al muchacho de la proveeduría. Luego me dieron permiso para pasar la noche en el Quincho del Club de pescadores donde tenia agua potable, cocina y baño


Ruta 3 Camino a Las Grutas

Playa Vintter - Pescadores artesanales

Camino a Pozo Salado por la playa

Bajada Echandi - Camino de la Costa

Bajada Echandi - Camino de la Costa

Bahía Rosas - Camino de la Costa

La Lobería - Camino de la Costa

Bajada Playa Bonita - Camino de la Costa

29/01/2008 Este día tenia pensado salir temprano, pero la comodidad de no estar a la intemperie y provisto de todos los servicios postergaron mi salida hasta pasado el mediodía. Termine de acomodar mi equipo, me despedí de la gente que tan bien me había recibido la noche anterior y continué mi camino. Al igual que en la noche anterior seguía el viento en contra, el sol estaba bastante fuerte y decidí parar para refugiarme un momento en Bajada de Echandi, donde hay una bajada tallada en el acantilado y una pequeña casita de chapa, me ubique sobre un lateral y me resguarde un momento del sol mientras almorzaba. Mas tarde continué con la idea de culminar el día en la siguiente playa “Bahía Rosas” pero al llegar note que había mucha gente, (es una zona de pesca), el lugar no estaba para nada limpio en comparación a otros años (además de la existencia de bolsas de Nylon y embases de plástico, se sumaban desechos de pescado en los alrededores, los cuales generaban un olor muy desagradable en el único tamarisco que provee sombra), lo cual me disgusto y decidí seguir camino para terminar mi etapa de pedaleo en La Lobería. Cansado de pedalear y principalmente de estar sentado en el asiento de la bicicleta, primero me dirigí hasta la confitería de los Mussi para comer media docena de empanadas de carne y una cerveza, posteriormente decidí que esa noche la pasaría en el camping de la zona, y luego de una ducha reparadora tome un café caliente mientras anochecía con vista al mar sobre el acantilado. Eran aproximadamente las 22 hs. cuando me acerque a mi bicicleta para guardar la taza y los demás sobres de café, cuando vi que dos muchachos se acercaban, nos quedamos charlando un rato y posteriormente me invitaron a su casa para compartir un asado. Compre algunas cervezas y me junte con ellos entorno a un fogón mientras se cocinaba el asado, luego de cenar nos quedamos charlando. Me fui a dormir aproximadamente a las 5 de la mañana, para levantarme a las 8 hs y continuar viaje.


30/01/2008 En la mañana siguiente, levante mi equipo y seguí camino a Balneario El Cóndor donde culminaría mi viaje. A medida que avanzaba aprovechaba a sacar algunas fotografías del acantilado y posteriormente llegaría a Playa Bonita, donde pude apreciar la nueva bajada (ya que anteriormente no se podía acceder por peligro de derrumbe). En el horizonte divise un barco de carga que se dirigía al Puerto de San Antonio. Seguí pocos kilómetros hasta llegar al Espigón (es una piedra comunicada mediante 2 puentes con el acantilado donde suelen ir a pescar). Al darme vuelta y observar los campos que están enfrente pude divisar gran cantidad de ñandúes y luego de fotografiarlos continué camino. Faltando aproximadamente unos 5 km. para llegar al faro (se trata del faro más antiguo de la patagonia, el mismo se encuentra a 3 km. de Balneario El Cóndor), me cruce con un ciclista de ruta que estaba entrenando, continuamos juntos charlando hasta llegar al faro, donde el siguió su camino por asfalto rumbo a Viedma y yo entre en una cortada de ripio que comunica con el punto panorámico del Balneario, que se encuentra justo donde esta el Ceferino. Aproveche a sacar algunas fotografías desde este punto y posteriormente inicie el descenso para llegar luego a la costanera, dar una vuelta por el centro y hacer unas compras para el desayuno. De esta manera terminé nuevamente otro de mis viajes en bicicleta, pero esta vez llegando a casa pedaleando.


El Espigón - Camino de la Costa

El Faro - Camino de la Costa

Balneario El Cóndor - Ceferino - Camino de la Costa