Termas de Río Hondo

El gran atractivo de la provincia son las termas de Río Hondo ubicadas a 75 kilometros al noroeste de la ciudad capital de la provincia de Santiago del Estero. Se trata de aguas mesotermales, de diversa composición mineral y radiactivas, con temperaturas que oscilan entre los 30 y los 65 grados celcius.


Diferente fuentes aportan soluciones terapéuticas para diversas dolencias: por ejemplo: Toro Yacu (30 grados), para reumatismo y paludismo; Inti Yacu (de 38 a 42 grados), para reumatismo y diversas ginecopatías y neuropatías; Agua Santa (27 grados), para dispepsias, catarros y afecciones hépaticas; o Supar Yacu (35 grados), para dermotosis, artritis crónica, ciática, neuritis, cardiopatías funcionales y orgánicas, reumatismo y diversas ginecopatías y neuropatías.


Las aguas termales de Río Hondo se indican especialmente como tónicas así como para la presión sanguínea y el reumatismo. Para seguir bien una cura termal, será necesario seguir ciertas indicaciones:


- Chequeo clínico completo.

- La indicación de los baños termales (duración, Tº, Nº de baños), debe ser realizada por el médico residente en la estación termal. Nadie puede tomar baños sin este examen previo.

- Los baños se toman preferentemente a la mañana, y por la tarde, 4 h después del almuerzo.

- Reposo en cama bien abrigado después de cada baño

- La cura termal-balnearia debe ser progresiva, no comenzar con baños muy calientes, respetar la indicación médica. La cura lenta tiene efectos duraderos y permite al organismo adaptarse a los cambios biológicos evitándose la "crisis termal".

- Realizar tratamiento de 10 días como mínimo, ideal: 14 a 21 días.

- Reflexionar de encontrar un momento para comenzar un nuevo ritmo de vida, con alimentación equilibrada, buen reposo, actividades culturales y deportivas