Viajes a Saltos del Moconá


Detalle Recorrido

Camino a El Soberbio - Misiones

Texto y fotos: Argentour.com


Argentour.com visitó los Saltos del Moconá en la provincia de Misiones y aquí cuenta su experiencia.


A pesar de pronósticos pesimistas y comentarios sobre la imposibilidad de llegar a destino con lluvia, partimos de la ciudad de Oberá a las 10,30 hs. Avanzamos por la ruta nacional 14 y luego la provincial 13, ambas asfaltadas y fácilmente transitables, rodeados de la magnífica rivera del río Uruguay y el paisaje de los imponentes montes misioneros.


Así llegamos a El Soberbio, la ciudad más cercana a los Saltos del Moconá. Desde allí existen dos opciones para llegar a los saltos: 73 km. por tierra en vehículos 4x4 o por agua, en lancha durante aprox. 8 horas.


Como el acceso por el camino de tierra estaba cerrado debido a la lluvia, optamos por una alternativa combinada, con algunos kilómetros por tierra hasta la posada La Misión y desde allí remontaríamos el río Uruguay que, a esa altura, sirve de límite entre Brasil y la Argentina.


Abandonamos la ruta de asfalto, para dirigirnos al alojamiento donde pasaríamos la noche, por un sinuoso camino de tierra colorada. El pronóstico meteorológico había anunciado precipitaciones y efectivamente, la lluvia comenzó ha complicar cada vez más la tarea de nuestro conductor. El coche (un Corsa naftero) patinaba cada vez más y avanzar se hacía más difícil. Hasta el momento, éramos los únicos en el camino, pero de pronto notamos que un pesado camión cargado con troncos de árboles talados en la zona, avanzaba sinuosamente por el mismo e irregular camino (¡en sentido contrario al nuestro!). No hubo más alternativa que detener nuestro vehículo, para dar paso al camión, en medio de un gran pantano.

Camión cargando hojas de yerba mate

Camino de El Soberbio a Moconá

En lancha por el río Uruguay (a la izq. Brasil – a la der. Argentina)

Llegando a los Saltos

Siguiendo los consejos de conducción en barro de nuestro ángel de la guarda, llegamos sin grandes dificultades hasta la posada "La Misión". Dejamos nuestros equipajes en la cabaña y acordamos una excursión en lancha hacia los saltos. Durante casi 1 hora, navegamos por el río Uruguay, que separa los montes brasileros de los argentinos, sin más testigos que la frondosa naturaleza. Luego de una parada técnica del conductor de la lancha, para cargar combustible y advertir al puesto de Gendarmería que nos dirigíamos a los saltos, continuamos nuestra aventura, acompañados sólo por diversas aves que elegían los peces del menú desde el aire, para deleitarse con el plato, luego de un casi imperceptible chapuzón. Afortunadamente, aunque el cielo seguía cubierto, la lluvia había cesado.


Luego de atravesar una zona de muchas piedras y remolinos de agua, que demostraron la destreza de nuestro guía, pudimos ver frente a nosotros, la impetuosa cadena saltos que recorren el río a lo largo de 3000 metros. Las nubes dieron lugar al sol que iluminó los saltos de entre 5 y 12 metros de alto, durante todo el tiempo que permanecimos admirando su belleza.


Mojados por las aguas del Moconá
El equipo de Argentour empapado

Viajes a Saltos del Mocona

Tours en Iguazú

No se obtuvieron resultados!