Parque Nacional Los Alerces


Lago Futalaufquén

Ubicación: Provincia del Chubut, sobre el límite internacional con Chile.

Superficie: 263.000 hectáreas.

Creación: Fue creado en 1937 con el objeto de proteger fundamentalmente los bosques de lahuán o alerce, gigante exponente de la flora andino-patagónica.

Flora: Alerce y maitén.

Fauna: Huemul, pudú, paloma araucana y el gato huiña. Entre las aves más comunes se encuentra el chucao, un ave terrestre muy mansa, el carpintero negro patagónico, la cotorra austral y el zorzal patagónico.


Parque Nac. Los Alerces está ubicado al oeste de la Provincia del Chubut. Sus principales atracciones son su incomparable belleza junto a los alerces con cientos de años de vida. El lago Futalaufquén, dentro del parque, posee uno de los mejores lugares para la pesca deportiva de la Patagonia.


Este Parque Nacional alberga un bello y complejo sistema lacustre donde desembocan y nacen numerosos ríos y arroyos. Los lagos se encuentran rodeados por cordones montañosos cubiertos de tupidos bosques de coihue, ciprés y lenga.


En su extremo oeste las abundantes lluvias alimentan la formación más exuberante y rica dentro de los bosques andino-patagónicos: la selva valdiviana. El componente vegetal más destacado, es el alerce, que encuentra en este Parque las formaciones de mayor extensión. En las márgenes de los brazos sur y norte del Lago Menéndez hallamos los ejemplares de mayor porte. Esta gigantesca especie puede alcanzar los 60 metros de alto con troncos de tres metros de diámetro y una edad de aproximadamente 3.000 años en algunos ejemplares.

Nuestro viaje al P. N. Los Alerces


Otra formación especial que merece destacarse en este Parque es el maitenal, el cual se encuentra tanto como componente regular del bosque, como en la zona de transición hacia la estepa patagónica.


El Parque alberga, a su vez, poblaciones de especies amenazadas de extinción como el huemul, el pudú, la paloma araucana y el gato huiña. Entre las aves más comunes se encuentra el chucao, un ave terrestre muy mansa, el carpintero negro patagónico, la cotorra austral y el zorzal patagónico.