Información Domuyo


Los 4.709 msnm del Volcán Domuyo

Impropiamente llamado volcán, con sus 4.702 m., es la mayor altura de la Patagonia, que posee los únicos campos de hielo de la Argentina, -glaciares-, fuera del macizo cordillerano de los Andes. Es el cerro tutelar del Norte Neuquino, génesis de innumerables cuentos y leyendas, tratado siempre con respeto y veneración por los pobladores rurales: "el Padre Domuyo".

La primera relación de un ascenso a su cumbre, fue la expedición del Padre Lino Carvajal y cuatro acompañantes, culminada el 16 de noviembre de 1903. El coronel Olascoaga aseveraba haber coronado su cima, en 1882, pero sus datos no coinciden con la realidad. Recién en la década del 60 y el 80 hicieron cumbre expediciones militares y andinistas de la ciudad de Neuquén.

Desde 1995, las expediciones a la cumbre han sido más frecuentes y en 1996,. Aunque el terreno en sí no presenta muchas dificultades para su ascensión, siguiendo la ruta del Manchana Covunco y La Bramona, con bases bien identificadas y seguras, sus repentinas tormentas de viento y nieve en medio de un día tranquilo, ha llevado a formar la leyenda de que el Domuyo "se enoja" cuando presiente la cercanía de intrusos que no le han pedido permiso para subir.

El Padre Carvajal fue el primero en recoger y dar a conocer algunas de las leyendas del Domuyo que más se conocen: la princesa del peine de oro; el caballo blanco y el toro renegrido; la lagunita con totoras de oro; la laguna congelada, espejo de la ciudad escondida y principalmente la leyenda del tronco de oro puro que existe en la cercanía de su cumbre. Quien haya observado en las tardes calurosas del verano, la puesta de sol reflejando sus últimos rayos en la dorada cúpula glacial del Domuyo, y a esto se le añade el ruido de los géiseres, olletas y fumarolas y el esporádico retumbar que llega desde las profundidades, tendrá pintado el origen y la "certeza" de todas estas leyendas.

Por su geología y morfología, el Domuyo no es un volcán, pero sí lo son pequeños cerritos de sus cercanías en los que se puede apreciar la lava que en algún momento surgió de ellos. La presencia en el Domuyo de esquistos metamórficos ferruginosos, yeso abundante y la presencia de amonites y peces petrificados en alturas de 3600 y más metros, dan cuenta de que el cerro, anterior al surgimiento de la Cordillera de los Andes, en algún momento fue fondo marino. Toda el área circundante es una inmensa caldera subterránea de agua hirviente cuyo vapor escapa a través de muchísimas manifestaciones hidrotermales. La Provincia ha encarado en el área el estudio para su aprovechamiento del reservorio subterráneo de vapor con fines de generación eléctrica geotermal y potenciar turísticamente la región.

Sobre su significado se han forzado diversas traducciones, siendo lo más correcto recomponerlo de dos vocablos mapuches: Dumdum = rezongar y Nuyun = temblar. La rápida pronunciación de estos dos vocablos, fueron transformándolos en Domuyo con el significado de: el que tiembla y rezonga, dando justificativo a las leyendas de los enojos y las corridas.

Mapa Satelital Interactivo de Domuyo