GRABADOR SOLAR FIJO

 

Conseguir o construir un tubo de cualquier material.

El diámetro interior del tubo debe ser igual al de la lente. O sea que, colocando la lente dentro del tubo, la lente debe sostenerse en el interior por efecto de su rozamiento con el tubo.

Medidas de la lente “plano-convexa”: para comenzar, se recomienda que sea de unos 5 ó 6 centímetros de diámetro y una altura o grosor de, aproximadamente, un centímetro.

Longitud del tubo: la distancia focal, desde el lado plano de la lente y el punto de concentración de los rayos, más el espesor de la lente, más unos 10 milímetros.

Al tubo, practicarle dos aberturas opuestas de aproximadamente 15 mm. de ancho y 25 mm. de alto. Son ventanillas para ventilación, y una de ellas también como visor (debe tener un filtro), para ver el punto de concentración de los rayos solares y lógicamente, ver lo que se va grabando. (La ventilación permite la salida del humo que se produce con la combustión del soporte).

A una tabla (soporte) de aproximadamente 30 x 30 centímetros, lo más dura posible, lijarla bien. (Puede ser de pino o similar, la mejor es la de guatambú).

Utilizando un lápiz duro, negro, de grafito, marcar sobre la misma varios puntos.

Poner una silla en posición como para tomar sol de frente. (Las patas de adelante deben hacer sombra a las de atrás). Poner sobre el asiento el soporte. Apoyar sobre ella el tubo. Mover el soporte y el tubo que apoyó sobre el mismo, hasta lograr que el tubo no produzca sombra alguna.

NOTA: El extremo base del tubo –toda la circunferencia– debe formar un ángulo recto (90º) con su largo.

Antes de colocar la lente dentro del tubo, con el lado curvado hacia arriba y formando ángulo recto con la pared del mismo, probar por afuera, desplazarlo hacia abajo y hacia arriba hasta lograr que el punto de concentración de los rayos “toque” el soporte y grabe un punto. Tomar la distancia entre la lente y el soporte. Colocar la lente dentro del tubo a la misma distancia. El punto de concentración de los rayos debe aparecer ubicado exactamente en el centro del círculo interno del tubo.

NOTA: (Si con anterioridad, con un compás hace un círculo igual al diámetro del tubo, el punto de concentración de los rayos debe coincidir exactamente con el punto en que apoyó la punta del compás) .

En caso de que el diámetro interior del tubo sea mayor que el diámetro de la lente, por ejemplo, 2 mm., habrá que reducirlo colocando –pegadas- varias tiras de cartón de un milímetro de espesor (o un aro).

Probar si está colocada correctamente, procurando grabar nuevamente un punto sobre el soporte.

PROBAR: Levantar un milímetro el tubo con la lente ya instalada. Si sigue grabando, significa que se lo debe ubicar un milímetro más arriba. Estará correctamente ubicado cuando al levantarlo un milímetro, o menos, “deje de grabar”.

Asegurarse de  que el lado plano de la lente está bien ubicado, constatando:

1)                que la distancia  entre la lente y el extremo inferior del tubo, es igual en todo su alrededor.

2)                que graba solamente al apoyarlo.

3)                que el punto de concentración de los rayos está ubicado en el centro del círculo.

La lente está sostenida en la posición correcta, solamente por su rozamiento con el interior del tubo. Para asegurarlo en esa posición, adherir varios topes o un aro de un milímetro de espesor. Hacer lo mismo en el lado superior (el curvado). Lo mejor es un aro que llegue hasta 6  milímetros por sobre el “lomo” de la lente.

Cortar el extremo superior del tubo justo hasta donde llega el aro colocado como tope. Este exceso por sobre el lomo de la lente, sirve para su protección contra rozamientos que se pueden producir durante el manipuleo del... 

 

¡YA GRABADOR FIJO!

 

¡Seguro que ya quiere empezar a grabar!

Puede hacerlo antes de “fabricar” el Grabador Móvil.

¡¡¡A GRABAR Y DISFRUTAR!!!