Alameda lugar de Onda en Mendoza



Regresar al Foro | Nuevo Asunto | Responder o Comentar


Autor: Mendoza lugares de onda (lugares de Buena Onda )
Fecha: 26/04/2008

Alameda Area Fundacional de Mendoza

 
Los nuevos locales de la Alameda quieren “atrapar” al
público joven ,Con una estética cuidada al detalle .

Los bares tienen multiples propuestas artísticas en el
epicentro de la bohemia mendocina.

Muchos  comparan esta zona de la Ciudad con San Telmo . 

La Alameda reúne artistas y adolescentes , entre la Cultura
y la buena Gastronomía y el entretenimiento. 

La calles de la Alameda se preparan para su ritmo de
trasnoche. 

La previa comienza desde temprano y el panorama fluye de
manera intermitente. 

Puffs,Sillones, Mesas, se distribuyen por una peatonal
ecléctica donde confluyen pubs, restós, quioscos, un teatro
(Tajamar), bares y hasta mercaditos alineados por el paseo
peatonal; un lugar donde se respira la bohemia del buen
pasar con amigos y la cultura en todas sus expresiones. 

De fondo se escucha la música:  todos los géneros posibles
que se escapan desde cada uno de los locales y sus
propuestas. 

Muchos comparan la Alameda con San Telmo ,solo faltaria
tener una  Feria de Anticuarios. 

Si el Mendocino tiene buena memoria recordara que en los
años 70 la alameda tenia su feria de Antiguedades ,que por
falta de politicas de promocion CULTURAL Y TURISTICA la dejo
desaparecer.

La Alameda tiene una atmósfera que no sólo palpita de día
(con sus puestos de flores, mezquita y negocios de
comestibles) sino que logró fomentar una realidad nocturna
que tiene su público: artistas, adolescentes, a-dultos
jóvenes, y mayores que concilian la idea de lugares
especiales con búsqueda y espacio para los universos
culturales diversos. 

Una recorrida por restós y pubs, para conocer más de cerca
algunas de las opciones. 

Casa Usher 

Belén Abate es una de las cuatro dueñas del local (Melisa
Fernández; Silvana Nizza y Camila Menéndez). Desde su mismo
nombre el local fue pensado en las entrañas mismas de la
cultura: La Casa Usher -el nombre de este bar cultural- se
originó a partir de un cuento del escritor estadounidense
Edgar Allan Poe, cuyo nombre original es “La caída de la
Casa Usher”. De esta producción narrativa surgieron
adaptaciones audiovisuales, musicales e innumerables
referencias a la obra. 

“La Alameda es un sitio con una melancolía especial. Posee
un pasado histórico muy fuerte y rico y por ende una zona de
gran atractivo Turistico y Cultural para quien lo sabe ver.


Cada zona dibuja lo que desea, y ésa es la verdadera riqueza
para cada tipo de público. Incluso nos gustaría que se
unieran a este paseo más bares culturales, cines, teatros
porque es una zona que ofrece algo más, desde un lugar que
es mágico”, opinó Abate. 

Afuera se siente el murmullo de los jóvenes que se juntan  o
que escuchan el show desde una mesa mientras juguetean con
el humo del cigarrillo y el ritual del trago en la mano,
mientras degustan la charla intimista que ofrece el lugar. 

La propuesta de Casa Usher comienza desde el miércoles hasta
el domingo. Cuenta con veinte espectáculos por mes entre los
que se pueden ver shows de bandas, monólogos de teatro,
exposiciones (fotos, grabados), presentaciones de libros...


Según contó su propietaria, “nos fascina que los artistas
tengan un espacio para mostrar su arte y cultura. Es algo
que tiene que crecer aún más porque la movida puede llegar a
ser más fuerte”. 

En gastronomía la oferta es deliciosa para todos los
paladares: pizzas, empanadas, tacos, platos del día. 

Bandas pop, rockeras o más under, todas tienen su espacio
para mostrar a los artistas conocidos -o no- del medio.
Incluso, el mismo público tiene la posibilidad luego de
tocar y hacer su parte en escenario. 

La Alameda es el lugar de onda , para pasarla muy bien. 


Iguanahaní 

Si dudas un Restó bar muy particular donde se unen el arte y
las comidas temáticas es Iguanahaní, nombre proveniente de
la isla Guanahaní, donde los indígenas del lugar eran los
Arawacos y la llamaban así. 

En este sitio los comensales pueden disfrutar de arte
latino, espectáculos, venta de artesanías, comidas
temáticas, café y tragos. Con un ambiente acogedor y cálido
los clientes también pueden contar con un pequeño centro
cultural de artesanías, atendido por sus propios dueños e
ideal para compartir entre amigos y disfrutar de
espectáculos. 

Una vista artesanal de un lugar con mística tradicional,
flanqueados por artesanías y una estética de luces y
espacios rústicos que apuntan a la calidez de una atmósfera
que enamora. 
Dirección: Remedios de Escalada 1945. Teléfono: 4239997 

Long Play 

Un multiespacio diferente también viene de la mano del Restó
Bar Long Play. Música en vivo, covers de las décadas del 60,
80 y 90, menú promocional, desayuno criollo, degustación de
yerba mate. Shows, espectáculos, muestras y un espacio
especial para obras pictóricas y escultóricas. Todo un
abanico de posibilidades que se elige por público de todas
las edades. 
Según contó uno de sus dueños, Roberto Segura,“hace tiempo
que con mi socio, Juan Manuel Ayala queríamos llevar
adelante este emprendimiento. Todo comenzó porque sentíamos
que en Mendoza no existía un lugar determinado para degustar
buenos platos, con barra completa, personal preparado e
idóneo y un espacio, sobre todo, para la cultura. De allí
soñamos con un sitio de muchos lugares diferentes según la
necesidad de cada cliente. Incorporamos no sólo lo que
pueden ser mesas y sillas en un ambiente acogedor, sino
también livings repartidos en los dos pisos. Arriba, sin ir
más lejos, hay mesas especiales mucho más grandes para
grupos más numerosos que vienen a cenar. Las mesas más
chicas con luz tenue son para aquellos que sólo desean picar
algo. También tenemos teatro de humor a pedido de la gente,
muestras y bandas. Es un paquete completo para todo el
mundo”. 

Pero las opciones no concluyen ahí. El cantobar o karaoke es
una de las tantas alternativas que se pueden aprovechar
según el día. 

El mundo gastronómico también es variado y ofrece
alternativas rápidas, pero también gourmet: entradas (como
rabas, papas especiales); creppes, sorrentinos, lengüinis,
platos de la casa (como pollo al disco); comida tailandesa;
torre de entrañas; tablas de fiambres, tablas españolas;
cinco tipos de ensaladas, postres y varias alternativas más
para el comensal. 
Los valores promedio para una entrada, plato, postre y trago
para dos personas oscila en los $ 80. 

“No sé si podemos decir que la Alameda es un San Telmo, pero
creo que apunta a serlo. Acá se mezcla la necesidad
comercial con las ganas de ayudar al artista, que son muchos
y valiosos; no me refiero a los conocidos solamente sino a
una franja grande que no tenía antes un espacio para mostrar
su arte. Es más, deberían dar un sitio a los tangueros, que
antes mostraban su baile en la Alameda. Hay que apoyarlos
para que vuelvan, porque eso es lo que distingue este Paseo,
el acogimiento de cultura y su difusión por sobre todas las
cosas”, opinó Segura. 

Para agendar: Al igual que la mayoría de los Restó, Long
Play abre de miércoles a sábado. Dirección: Paseo Alameda
2023. Teléfono: 4254492



Respuestas #1
Autor: Mariano (mariusy@hotmail.com)
Fecha: 19/03/2010
Estuve de vacaciones en Mendoza por febrero. Una noche, con
parte de mi familia (que es mendocina, yo español) fuimos a
cenar a la Alameda, elegimos el Long Play (en que estaría
pensando). El resultado fue nefasto, la comida era mala, mal
cocinada y de baja calidad. Pedimos, Crouton de jamón,
estaba saladísimo el jamón además de ser de mala calidad,
también tortilla de papas al estilo de chef, menos mal que
tenía algún estilo si llega a ser tortilla de papas sin más,
a ver quien le echaba el diente. Por si lo leen los
cocineros, os diré que la papa se ha de freir, no hervir y
por supuesto dejarla blandita, también se ha de echar
cebolla picadita y rehogada previamente, además de un
poquito de sal. Si hay dudas de como hacerla, vayan antes a
la escuela de cocina en Mendoza (o también me preguntan
cuando vuelva el próximo año que a mi me sale mejor). Por
último, pedimos una picada, lo sentimos, pero ahí ya no
pudimos seguir, fue imposible seguir comiendo y se quedo la
tabla practicamente entera debido a la mala calidad del
fiambre, con sabor a pasado.
Pagamos religiosamente, ya que no pretendíamos otra cosa,
pero trasnmitimos las quejas al mozo, el cual nos dijo que
él solo hacía que servir y que efectivamente no había chef
en la cocina. Nos consta que lo comentó en la barra, pero
nadie se digno a venir y preguntar que ocurría.
Sugerimos que lo prueben, como hemos hecho nosotros, más que
nada para comprobar lo mala que puede la comida y ver como
se estropea una velada de verano.
En el artículo,  uno de los dueños del bar comenta lo
siguiente: Todo comenzó porque sentíamos  que en Mendoza no
existía un lugar determinado para degustar buenos platos.
Uf, ¿será que no conoce Mendoza? ¿a pesar de lo grande que
es? ¿o que el paladar es absolutamente nulo? Sea como sea,
vale de bien poco querer aparentar un bar con onda moderna,
alternativa, cultural, diferente y hasta concheto, si lo que
se percibe es que se pretende hacer caja solamente.


Español Português English Français Norsk