SIGLO XXI EN ARGENTINA

Néstor Kirchner recibe el bastón de mando
de manos de Eduardo Duhalde (25-05-2003)


De la Rua asumió como presidente el 10 de diciembre de 1999. Llegó al poder de la mano de la Alianza formada por la UCR y el Frepaso. Atras había dejado una decada de menemismo. Ya en su discurso de asunción De La Rúa planteó la falta de apoyo del justicialismo al nuevo gobierno.

A 11 meses de su asunción como vicepresidente presentó su renuncia el frepasiste "Chacho" Alvarez desbordado por un escándalo de corrupción en el senado.

En marzo del 2001 dejó su cargo en el palacio de hacienda José Luis Machinea, quien había sido ministro de economía hasta ese momento. En su lugar asumió el radical Ricardo López Murphy. El 20 del mismo mes, 14 días despúes, este también renunció a su cargo, ingresando como nuevo ministro de economía el que ya lo había sido durante el gobierno de Menem: Domingo Cavallo. Este fue recibido por el gobierno como el nuevo salvador para la crisis que atravezaba el país.


El 30 de noviembre el ministro Cavallo pidio a la gente que dejara su dinero en los bancos. El aseguró en ese momento los depositos bancarios, valor del peso y dólar estaban garantizados. Un día mas tarde anunciaba el "corralito". Decreto que congelaba los depositos bancarios no permitiendo la extracción del dinero depositado en estos.

Diez días mas tarde y como consecuencia de una grave crisis socio-económica los habitantes de la ciudad de Buenos Aires comenzaron a manifestarse individualmente en lo que se denominó "el cacerolazo". Al día siguiente la mayoría del pueblo se unío en un paro nacional contra las medidas económicas impuestas por la administración de De La Rúa.

Por estos días comenzaron a producirse saqueos a supermercados en varios puntos del Gran Buenos Aires.

El 19 de diciembre del 2001 muchos sectores pidieron la renuncia del ministro Cavallo y el fín del plan económico que estaba llevando a la mayoría del pueblo argentino a lo más profundo de la pobreza. Esa mismo día y ante el incremento de la inestabilidad social con saqueos y movilizaciones espontaneas por parte del pueblo, y en todo el país, el presidente De La Rúa declaró el estado de sitio.

El 20 de diciembre presentó su renuncia Fernando de la Rúa, muchos dicen, que sin siquiera enterarse de las luchas y muertes que ocurrian en las calles de Buenos Aires. Esa misma tarde dejo la Casa Rosada en helicóptero. Millones de argentinos festejaron esto como un triunfo del pueblo. De La Rúa regreso a la casa de gobierno al día siguiente ya sólo para despedirse. El presidente provisional del Senado, el peronista Ramón Puerta, asumío interinamente el poder. El Congreso designó el 23 de diciembre al gobernador de la provincia de San Luis, el también peronista Adolfo Rodríguez Saá, como mandatario por 60 días. Además, se convocó a comicios generales para elegir presidente el 3 de marzo. A las 24 horas el nuevo presidente anuncia el no pago de la deuda externa.

El 31 de diciembre, 7 días despúes de haber firmado como nuevo presidentes, Adolfo Rodríguez Saá renunció a la jefatura de Estado al no obtener consenso de los gobernadores peronistas para llevar adelante un plan de gobierno que acabase con la rebelión popular que el había expresado su descontento con el gabine que es había designado. Una hora después, también renunció el presidente provisional del Senado, el misionero Ramón Puerta, quien se desempeñaba como virtual vicepresidente de la Nación y que debía reemplazar a Rodríguez Saá hasta que la Asamblea Legislativa designe a otro presidente.

El encargado de conducir al órgano parlamentario que debía elegir presidente fue conducido entonces por el titular de la Cámara de Diputados, el bonaerense Eduardo Camaño, quien hizo un "llamamiento a la gente para que no se movilice, para tener la posibilidad de resolver la crisis".

El 1 de enero del 2002 asumió Eduardo Duhalde como presidente (quien había perdido las elecciones ante De La Rúa). Pocos días más tarde anuncia la devaluación del peso con respecto al dólar y así el fin del plan convertibilidad que había llevado a la ruina al pueblo y estado argentinos.

El 27 de abril del 2003 se llevaron a cabo elecciones presidenciales en las cuales Carlos Menem y Néstor Kirchner pasaron a la segunda ronda a realizarse el 18 de mayo 2003 con el 24,5% y el 22,2% de los sufragios respectivamente.

Carlos Menem desidio no presentarse a segunda vuelta o ballotage debido a que las encuestan lo dan como perdedor ante Nestor Kirchner un 65% a 15%. Esto debido a imagen negativa de Menem, que alcanzaba al 70% del electorado, representa en principio un techo a la proporción de sufragios que podría obtener en el segundo turno. Esto dió como ganador directo a Nestor Kirchner quien asumió como presidente el 25 de mayo del 2003. Las principales palabras de su discurso fueron: "Quiero un país serio y más justo".


Más información sobre Argentina

© Webmaster: Lizandro Llancafilo.

Estadisticas