Estancia La Candelaria



Estancia la Candelaria

Estancia La Candelaria

(Ruta Nacional 205, km 114,5. Cuartel VI), Lobos, Provincia de Buenos Aires.

Te: (02227)-49-4132


Como Llegar

Desde la ciudad de Buenos Aires hasta La Candelaria, cerca de Lobos, son 116 km por Autopista a Cañuelas y ruta 205. En el km 114,5, girar a la derecha y seguir 2 km. La estancia cuenta con un servicio de combis desde y hacia la Capital, que se debe contratar con anticipación.




Descripción:

El parque de esta estancia cuenta con una superficie de más de 100 has, diseñado por el paisajista Carlos Thays, con aproximadamente 240 especies arbóreas (araucarias, casuarinas, pinos, eucaliptus y plátanos, entre otros).


Es un castillo de estilo normando de 1.200 metros cubiertos, con una fachada principal con algunos agregados del gótico inglés y está flanqueado por torres en las esquinas.


La casa principal conserva su mobiliario francés. Posee tres plantas principales donde están distribuidas las salas, los comedores, bibliotecas, salas de juegos y living.


Cuenta con 26 habitaciones que se distribuyen de la siguiente manera: 12 en el castillo; 8 en tradicionales casas coloniales (en suite con chimenea a leña); 2 en bungalows del bosque (en suite con chimenea a leña); una en el molino holandés (con living, cocina, baño y una habitación doble); 2 en la casa del sol (con 2 habitaciones, living con chimenea a leña).


Es importante mencionar que los salones del castillo tienen capacidad para 50 personas y están equipados con retroproyector, pantalla, rotafolios, videos, tv y servicio de café permanente, ideales para eventos, congresos y convenciones. La cocina es internacional y criolla.


Posee una imponente capilla y zona de deportes (cancha de fútbol con arcos movibles, cancha de voley iluminada, cancha de tenis iluminada, 2 piletas de natación, carruajes y bicicletas para paseos).


También dispone de un amplio salón comedor de campo para 180 personas.



Viaje a Estancia La Candelaria

¿Un castillo en medio de la llanura pampeana? Sí, en Lobos –Provincia de Buenos Aires- es posible encontrarlo, y alojarse en él!! Muy cerca de la Capital Federal (20 minutos) y con excelentes accesos La Candelaria es una opción interesante para esos días de fin de semana entre las vacaciones.


El castillo funciona como punto turístico desde hace ya 10 años. Sorprende el refinamiento del mobiliario de época, arañas de cristal de Murano, la nobleza de los materiales (mármol, madera, tapizados exquisitos, vajilla y terminaciones cuidadas, muy lejos de lo posmoderno). Todo esto nos llamó mucho la atención porque es difícil de encontrar en nuestro país ambientaciones de época tan ricos, en emprendimientos turísticos. Un lugar como La Candelaria también asombra al turista extranjero, poco acostumbrado a que se le ofrezca esta extensión desbordante (son 350 hectáreas en total) de espacio y belleza.


El parque de 100 hectáreas fue diseñado por el reconocido paisajista Carlos Thays, al igual que el bosque de 60 hectáreas que se insinúa misterioso detrás. Thays supo “pintar” en la llanura una obra de arte viviente, cambiante con cada estación, que se transforma a sí misma y vuelve a presentarse nueva cada día. Hay 250 especies de árboles (casuarinas, araucarias, eucaliptos, pinos, palmeras, plátanos, sauces, aromos, y más), arroyos artificiales que lo recorren, una capilla que forma parte del casco, esculturas, vistas serenas y amplias para dejarse llevar.

Las actividades están propuestas, cada viajero las toma como sus propias ansias se las sugieren, con sólo estirar la mano. Los caballos, las bicicletas y hasta el sulky están siempre disponibles, el bosque y el parque los aguardan. El castillo se puede recorrer en cualquier momento, para conocer su historia que es la historia de nuestra Argentina, llena de contrastes y de prosperidad. Una amplia gama de deportes está organizado y listo para el alma inquieta: tenis, fútbol, golf, voley y juegos de mesa. Las posibilidades son alojarse en el castillo, en bungalows en el bosque, en habitaciones coloniales y hasta en el viejo Molino Holandés. Pero si realmente quieren viajar en el tiempo y sentir que se han adueñado del castillo, lo mejor es tomar la suite Real o la suite Candelaria y después nos cuentan. Los precios incluyen el desayuno, el almuerzo, la opípara merienda y la cena. Toda comida casera y típica de la gastronomía criolla.

Historia

El castillo es fruto del Arquitecto francés Favre contratado por Manuel Fraga, quien quedó impactado por uno similar que vió en Francia, a orillas del río Loire. Sin más se dijo: quiero uno igual en La Candelaria. Recursos no le faltaron y contrató a los mejores de su época, se trajo todos los materiales de Europa. La prosperidad de los Fraga se puede apreciar en cada detalle, se puede “tocar” y sentir, y por unos momentos formar parte de ella.

Para llegar

Está en la ruta 205, km 114,5, partido de Lobos. Tel 02227- 424404. Hay que reservar con anticipación. Podes tomar la autopista Richieri, de ahí la ruta 205. Lo interesante es que también salen combis desde Plaza Congreso y desde el shopping Alto Palermo en pleno centro. Si te alojás en un hotel en la Ciudad Autónoma, podés simplemente pasar el día y regresar, es otra opción.