Siglo XX en Argentina

       

Fernando De La Rúa recibe el baston de mando de manos de Carlos Saúl Menem. (10-12-99)


Discurso del Presidente Domingo Perón el la Plaza de Mayo, Buenos Aires - 1974

En el comienzo del siglo XX Argentina se convirtío en uno de los países más ricos del mundo y su popularidad había aumentado por la llegada de millones de europeos.


La situación social fue pacífica y estable hasta el golpe militar de 1930. Otro golpe ocurrió en 1943, después del cual Juan Domingo Perón, figura clave en el golpe, surgió como líder del país. Animó el crecimiento de las uniones laborales y aumentó los salarios, y en 1946 fue electo Presidente.


Perón y su esposa, Eva (Evita), quien fue una defensora de los programas de bienestar social, eran inmensamente populares entre las masas, pero como la economía se deterioró Perón se volvió cada vez más autocrático. Sus esfuerzos de secularizar la nación lo llevaron a un conflicto con la Iglesia Cátolica Apostólica Romana y enajenó a sus oficiales militares; fue derrocado en 1955.


Luego de una serie de gobiernos militares, se permitió a Perón volver al poder en 1973, pero murió en 1974, dejando a su segunda esposa, Isabel, quien no tenía experiencia política. Durante su tiempo de mandato, revolucionarios marxistas llamados Montoneros comenzaron una violenta guerrilla, lo cual dio un justificativo para que los militares volvieran a dar otro golpe de estado en 1976. Entonces, una vez que el ejército emprendió su propia “Guerra Sucia” sobre los considerados “subversivos”; miles de ciudadanos fueron asesinados y desaparecidos. En 1981 el General Videla, quien había despojado a Isabel Perón del poder, fue sucedido como Presidente por el General Roberto Viola. Antes de que terminara el año Viola había sido reemplazado por el General Leopoldo Galtieri.


En 1982, enfrentado con la crisis económica Galtieri envio tropas a las Islas Malvinas, un territorio Argentino ocupado por el Reino Unido en 1833. Para sorpresa del gobierno militar argentino, el Reino Unido envió una tropa militar al Atlántico Sur, y en tres meses el ejército argentino fue derrotado y las islas recapturadas por Gran Bretaña. Humillado, Galtieri se resignó, y en 1983 las elecciones democráticas trajeron a Raúl Alfonsin de la Unión Civica Radical al poder. Bajo el gobierno de Alfonsín la economía se vio deteriorada conociendo altisimos niveles de inflación. De todas formas, y luego de 6 años al frente del poder ejecutivo, en mayo de 1989 se convirtió en el primer líder democrático en ser reemplazado via urna electoral después de 50 años, cuando el líder del Partido Justicialista (Partido Peronista); Carlos Saúl Menem, hijo de inmigrantes sirios, fue electo Presidente.


Los primeros 18 meses bajo el mandato de Menem fueron difíciles. Desde 1991, ayudados por el Ministro de Economía Domingo Cavallo, promovió el libre comercio y un programa de liberalización de la economía. Como presidente, Menem, transformó la economía argentina y el país comenzó a disfrutar de estabilidad política. Menem fue reelecto para la Presidencia en 1995 marcando la tercera elección pacífica y programada consecutiva. El Partido Peronista de Menem además ganó la mayor parte de las bancas en la Camára de Diputados en la elección dándole el control de las dos casas del Congreso. Con los oscuros días de la dictadura atrás, los Argentinos disfrutan de la libertad de la democracia a pesar de continuar con algunas dificultades económicas.


En 1999 fue electo como presidente el representante del Frepaso, Fernando De La Rúa, marcando un hito en la historia argentina por ser el cuarto presidente, después de Raúl Alfonsin y Carlos Saúl Menem (2 periodos), elegido democraticamente.


De la Rua asumió como presidente el 10 de diciembre de 1999. Llegó al poder de la mano de la Alianza formada por la UCR y el Frepaso. Atras había dejado una decada de menemismo. Ya en su discurso de asunción De La Rúa planteó la falta de apoyo del justicialismo al nuevo gobierno.