YABOTY 2012

Yaboty 2012, una carrera para no olvidar. Iba con expectativas, no voy a mentir. No pude entrenar como hubiese querido por algunos dolores en los tobillos pero mal no estaba.

Luego de un viaje larguísimo pero muy divertido con un grupo de corredores y amigos neuquinos, nos instalamos en Eldorado, a unos 100 kms de San Pedro-Misiones, lugar de largada/llegada de la carrera. Para evitar el viaje el día previo, me consiguió generosamente un lugar en el hotel de este pueblo otro amigo y gran corredor, Daniel Rastelli. Que mano me dio!

La carrera, de 90 kms, se largo a las 5 AM desde el centro del pueblo con rumbo a la reserva intangible Yaboty, una biosfera única y muy poco visitada, distante a unos 40 kms. Largamos bastante rápido, y aunque una carrera de 90 kms es larga, en los primeros 5 kms ya podés saber mas o menos contra quienes vas a competir.

Me posicioné en el 3er lugar durante los primeros 15 kms, apenas pudiendo seguir 2 corredores porteños que marcaban un ritmo muy fuerte. Mas atrás venían los uruguayos Cáceres y Fernandez junto con Dani Rastelli, de enorme carrera. Más o menos en el km 20 me conecta Dani (había dejado atrás a los uruguayos) y empezamos a correr juntos. De los porteños ya quedaba uno y en el km 25 tomamos la punta.

Correr con Dani fue lo mas grato de la carrera, realmente disfruté mucho durante los muchos kilómetros compartidos. En el km 40 tuvimos la mayor subida de la carrera, larga para la geografía misionera pero corta para lo que estamos acostumbrados a correr en la cordillera. No fue más de unos 10 minutos. En ésta parte me sentí cómodo y pude “trepar” fuerte dejándome la trepada la punta en soledad.

Así trascurrieron los siguientes 10 kms, recorriendo sólo, en el corazón de la biosfera Yaboty, cruzándome con una familia de coatys, disfrutando del entorno pero presionado por mi posición. No estoy acostumbrado a ir en la cabeza de carrera y les puedo asegurar que no es fácil correr mirando todo el tiempo para atrás. En el km 55 aprox me alcanza Cáceres, corremos unos 15 minutos juntos pero su ritmo era demasiado para mi, así que, contra mi voluntad!!, lo largo para tomar un ritmo que yo pueda aguantar. Faltaba mucho todavía.

En el km 65 el otro uruguayo ( Fernandez) me alcanza y ésta vez no lo pude seguir ni 5 minutos. También se me fue fácilmente. A ésta altura el cansancio me hacia sentir menos combativo y me fijé como objetivo no perder el 3er puesto que todavía tenía. Lo bueno fue que a partir de ese momento, y hasta la meta, compartíamos el circuito la categoría 90 k con la de 42 k, entonces ya no corriamos sólos los del tramo largo y nos mezclábamos con varios corredores de 42. Pasamos por un Puesto de Control que me informó a cuanto están los dos corredores que me anteceden, Fernandez a 5 minutos y Cáceres a 20. Me olvidé de Cáceres.

En el km 70 me encuentro con Guillermo, un corredor neuquino que me dio una gran mano acompañándome por algunos kilómetros, el correr con alguien te saca un plus de energía que me fue acercando nuevamente a la 2da posición de Fernandez.

Guille estaba bastante cansado y continué en soledad por unos minutos, enseguida conseguí compañía nuevamente, un marplatense genial que me marcaba los kms que quedaban y me alentó permanentemente para alcanzar a Fernandez. En el km 80 logré conectarlo y traté de hacer un cambio de ritmo con lo poco que me quedaba (Gracias Gustavo!!!!) y no atina a seguirme.

Transcurro los últimos 10 kilómetros a buen ritmo, bastante estresado por la competencia, pero contento por llegar “sin nada en el bolso”. Cáceres había llegado a…2 minutos.

Hice una gran carrera, en un gran lugar y con un buen tiempo (9:11 hs). NO voy a negar que me hubiese gustado llegar 3 minutos antes…

Agradezco a Argentour.com, a Inov-8 y a Mapaal por el apoyo. A mi familia por soportar mis ausencias, a Gustavo Reyes por su entrenamiento y sus consejos y a mis amigos que estuvieron pendientes.

Hasta la próxima.

Nicolás Rosasco


Compartir Me gusta
Recomindenos!